Saltar al contenido

El superenfriamiento del agua: ¡Un fenómeno alucinante!

agua sobreenfriada

El superenfriamiento del agua, aunque suene a palabreja de científico, es más fácil de entender de lo que parece. Es como enfriar algo tanto, pero tanto, que se queda líquido aún estando más frío de lo que debería ser. ¿Te imaginas? Pues bien, eso es básicamente el superenfriamiento. Imagina dejar una Coca-Cola en el congelador y, ¡zas!, cuando la sacas sigue líquida pero más fría de lo normal. ¿Increíble, verdad? Nuestra amigo Laurá lo capturó en video una vez, y es alucinante.

¿Cómo funciona esto del superenfriamiento?

Antes de liarnos demasiado, hay que entender algo: la nucleación. ¿Qué es eso? Bueno, es básicamente cuando se forman pequeñas zonas dentro del líquido donde las cosas están un poco locas. Por ejemplo, puedes tener pequeñas burbujas de aire en tu refresco, aunque no las veas. ¿Y qué tiene que ver esto con el superenfriamiento? Pues que la nucleación juega un papel importante. Los cambios de fase (de líquido a sólido, por ejemplo) comienzan siempre donde hay nucleación. Si eliminamos la nucleación, podemos retrasar el cambio de fase y enfriar el líquido mucho más de lo normal. ¡Increíble, pero cierto! De hecho, se ha logrado enfriar agua a -38°C. ¿Locura, verdad?

¿Por qué la Coca-Cola de Laura se superenfría?

¿Recuerdas la Coca-Cola de Laura? Resulta que cuando el líquido está en un recipiente suave y sin imperfecciones, como un vaso liso, es más difícil que se formen esas zonas locas de nucleación. Por eso, la Coca-Cola de Laura se puede enfriar tanto sin convertirse en hielo.

Ahora, ¿por qué la Coca-Cola se convierte en hielo de repente cuando le das un golpe? Bueno, cuando la Coca-Cola está súper fría, en realidad está en un estado un poco inestable (metaestable para los 100tífikos). Es como si estuviera en una cuerda floja, lista para cambiar a un estado sólido en cualquier momento. Y ese golpe que le das es como empujarla fuera de la cuerda floja. ¡Y voilà! Se convierte en hielo al instante.

Aplicaciones naturales y divertidas

Lo más loco es que este fenómeno no solo ocurre con refrescos en el congelador. ¡También sucede en la naturaleza! Se han reportado casos sobre cómo la lluvia puede convertirse en hielo al tocar el suelo, gracias al superenfriamiento. ¡Imagínate eso!

Te animo a experimentar con el superenfriamiento y ver la reacción de tus amigos. ¡Ya nos contarás qué tal te va con este fenómeno fascinante! ¡Hasta el próximo post!