Saltar al contenido

Óxidos

oxidos ejemplos

Los óxidos son compuestos binarios formados por la combinación del oxígeno con un elemento químico, ya sea metálico o no metálico. El oxígeno siempre actúa con su número de oxidación (-2), mientras que el otro elemento actúa con un número de oxidación positivo.

No se deben de confundir con los peróxidos inorgánicos ni con los compuestos hidróxidos, como muchas veces sucede.

Tipos de óxidos

Los óxidos se clasifican en dos grupos: Óxidos Básicos y Óxidos Ácidos y son en muchos casos productos de reacciones de combustión.

Óxidos Ácidos, Óxidos No metálicos o Anhídridos

A éstos óxidos ácidos antiguamente se les denominaba anhídridos y provienen de la combinación de un no metal con el oxígeno. En concreto con el ion óxido(2-) y por ello a veces se les llama óxidos no metálicos.

Su fórmula es X₂On y n siempre es la valencia del elemento no metálico X aunque a veces existen cierto tipo de simplificaciones.

Algunos ejemplos son el FeO, CO₂, el SO₃,el SiO₂ el SeO.

Generalmente este tipo de compuestos son gases a temperatura ambiente.

¿Cómo se nombran los óxidos ácidos?

La nomenclatura tradicional ya no se utiliza pero vamos a ver cómo se nombran de todas formas, ya que estos nombres aparecen en muchos textos de química todavía.

En la nomenclatura química tradicional se nombraba la palabra anhídrido seguido del elemento no metálico, para ello se debe tener en cuenta la valencia del elemento no metálico según los mismos criterios que en los óxidos metálicos.

Ejemplos:

  • 1 valencia

SiO2: anhídrido silícico

  • 2 valencias

CO: anhídrido carbonoso   CO2: anhídrido carbónico

  • 3 valencias:

SO: anhídrido hiposulfuroso   SO2: anhídrido sulfuroso SO3: anhídrido sulfúrico

  • 4 valencias:

Br2O: anhídrido hipobromoso   Br2O3: anhídrido bromoso Br 2O5: anhídrido brómico                 Br2O7: anhídrido perbrómico

Aunque en estas combinaciones con los halógenos hay una pequeña modificación. Resulta que los halógenos son más electronegativos que el oxígeno por lo que en la fórmula, en vez de situarse a la izquierda, deben situarse a la derecha y se nombran como haluros en vez de como óxidos.

De esta forma nombramos primero al halógeno el elemento más electronegativo y después, al oxígeno.

combinaciones de los halogenos con el oxigeno

Otra nomenclatura que está en desuso es la de Stock, consiste en escribir la partícula («óxido» + elemento no metálico) y a continuación el número de valencia del elemento no metálico en números romanos y entre paréntesis.

Ejemplos:

CO2: óxido de carbono (IV)

Br2O3: óxido de bromo (III) antiguamente. En la actualidad O3Br2 (dibromuro de trioxígeno)

La nomenclatura sistemática consiste en la utilización de un prefijo que depende del número de átomos de cada elemento seguido de la expresión «óxido» + el elemento no metálico precedido de la valencia del elemento no metálico. En el caso de que el elemento oxígeno se una a un halógeno, será el elemento más electronegativo el que se sitúe a la derecha de la fórmula y se deberá de nombrar como si fuera un haluro.

Los prefijos utilizados son:

1 átomo – Mono                      4 átomos – Tetra

2 átomos – Di                           5 átomos – Penta

3 átomos – Tri                          6 átomos – Hexa (etc)

Ejemplos:

P2O5: pentaóxido de difósforo

Br2O: monóxido de dibromo (antes de 2005) En la actualidad el nombre correcto es de (OBr2, Dibromuro de oxígeno)

Es una forma estequiométrica que refleja su fórmula pero no da información sobre su estructura sólo de su composición.

Por ello, también se le denomina nomenclatura de composición.

En esta nomenclatura de composición las proporciones de los elementos pueden indicarse además de con los prefijos indicando los números de oxidación como se vio en la nomenclatura de stock o incluso con la carga

Por ejemplo, con prefijos sería: CO monóxido de carbono (al tener un carbono ponemos la partícula mono).

CO2 dióxido de carbono (Al tener dos oxígenos diremos dióxido).

Finalmente, es importante saber que cuando los óxidos ácidos se mezclan con agua se generan los oxoácidos cuya forma de nombrar veremos más adelante.


Óxidos Básicos u Óxidos Metálicos

Los óxidos básicos son también llamados óxidos metálicos porque provienen de la combinación de un metal con el oxígeno o mejor dicho, del óxido(2-).

Su fórmula es M₂Oₐ y esta letra a representa la valencia del metal.

Algunos ejemplos de óxidos básicos son: BeO, CaO, Na₂O…

¿Cómo se nombra a los óxidos básicos?

En la nomenclatura tradicional hacemos como siempre, se nombra con la palabra óxido seguido del elemento metálico teniendo en cuenta su valencia. Para un repaso a los conceptos básicos de enlace y valencia debe ser revisada la sección «Química Básica».

Los sufijos utilizados dependen del número de valencias que tenga el elemento metálico:

Una valencia: Óxido ____ico

Li⁺ + O²⁻ = Li₂O: óxido lítico

Dos valencias:

Si utiliza la menor valencia: Óxido ___oso

Cu⁺ + O²⁻ = Cu₂O – óxido cuproso

Si utiliza la mayor valencia: Óxido ___ico

Cu²⁺ + O²⁻ = CuO – óxido cúprico

Tres valencias:

Si utiliza la menor valencia: Óxido hipo___oso

Cr²⁺ + O²⁻ = Cr₂O₂ = CrO: óxido hipocromoso

Si utiliza la valencia intermedia: Óxido ___oso

Cr³⁺ + O²⁻ = Cr₂O₃: óxido cromoso

Si utiliza la mayor valencia: Óxido ___ico

Cr⁶⁺ + O²⁻ = Cr₂O₆ = CrO₃: óxido crómico

Cuatro valencias:

Primera valencia: Óxido hipo___oso

V²⁺ + O²⁻ = V₂O₂ = VO: óxido hipovanadoso

Segunda valencia: Óxido ___oso

V³⁺ + O²⁻  = V₂O₃: óxido vanadoso

Tercera valencia: Óxido ___ico

V⁴⁺ + O²⁻  = V₂O₄ = VO₂: óxido vanádico

Cuarta valencia: Óxido per___ico

V⁵⁺ + O²⁻ = V₂O₅: óxido pervanádico

Es importante indicar que la IUPAC desaconseja utilizar este tipo de nomenclatura debiendo pasar a utilizar la sistemática y Stock indicando el número de oxidación o la carga.

En la nomenclatura de stock o composición con números de oxidación se nombra indicando el número de oxidación del elemento metálico en números romanos y entre paréntesis al final, y al comienzo, la partícula “Óxido de + elemento metálico”.

Ejemplo:

HgO – Óxido de mercurio (II)

Si el elemento metálico posee sólo una valencia no será necesario indicarla.

Fíjate que el número que acompaña al oxígeno coincide con esa valencia 1 del mercurio.

En la nomenclatura sistemática o de composición con prefijos utilizamos los prefijos  multiplicadores en función a los coeficientes estequiométricos de la fórmula.

Los prefijos multiplicadores son:

1 átomo – Mono   4 átomos – Tetra

2 átomos – Di       5 átomos – Penta

3 átomos – Tri      6 átomos – Hexa (etc)

Si el elemento metálico actúa con valencia 1 no es necesario indicar el prefijo mono

Ej) LiO: monóxido de litio y no monóxido de monolitio. Éste último “mono” delante del metal se puede omitir quedando como monóxido de litio simplemente.

Siguiendo el ejemplo anterior para el FeO diremos monóxido de hierro porque hay un oxígeno.

F₂O₃ trióxido de hierro

Por último, existe una nomenclatura de composición con número de carga similar a la del stock en los que se ha de indicar la carga al final del nombre entre paréntesis y sin dejar espacios.

Algunos de estos óxidos básicos se encuentran en estado hidratado.

Cuando sucede esto, debemos de nombrarlos según la nomenclatura de adición en la que llamaremos primero al óxido seguido de un guión largo y después el segundo componente, en este caso agua y al final, entre paréntesis, la proporción (una molécula de óxido frente a dos de agua) en el ejemplo del óxido de litio hidratado.